El voto terrorista

Hace ya cuatro años de aquel anuncio de ETA del cese de la violencia, un gesto vacío de contenido para muchos, pero que sin duda marcó la historia de la Democracia española para la mayoría de los ciudadanos, el terrorismo desaparecía de las encuestas del CIS. Hoy es un buen día para desempolvar apuntes, y analizar como aquello llamado voto terrorista determina la política vasca.

Aunque existe una opinión mayoritariamente negativa a cerca de los terroristas en España, son vistos como patriotas e idealistas por algunos ciudadanos vascos. En los inicios de la banda, se tendió a pensar que la violencia desparecería con la llegada de la Democracia, la firma de una Constitución, la amnistía a presos, el Estatuto de autonomía o las elecciones al Parlamento Vasco, pero esto fue llegando y la violencia siguió presente, y entonces se tendió a vislumbrar que llegaría su final con la incorporación de Navarra a Euskadi o con la independencia.

“La patria no es lugar donde se nace, sino donde se es libre”.

Mario Onaindía

La identidad en Euskadi se presenta en una suma cero, o se es patriota y se está con ETA o se es un traidor, poniendo a la población en la tesitura de elegir entre España o Euskadi. El terrorismo trató de alcanzar objetivos políticos mediante el uso de la violencia, pero paradójicamente ETA creaba y sigue presente en la creación de partidos políticos para participar en las elecciones.

Debemos analizar el fenómeno ETA en dos vertientes, por un lado se encuadra parcialmente en el contexto de las luchas revolucionarias por la “liberación nacional”; y por otro entre los actos criminales e irresponsables sin que exista entre los ciudadanos de Euskadi consenso para definirlos (Linz). La confusión, las posiciones ambiguas y la falta de una correlación total hacen el conflicto tan trágico y difícil.

Profundizando en la encuesta del CIS analizada por Linz, por provincias se rechaza la violencia en Álava, la más españolista, se considera al terrorista un títere; se radicaliza el apoyo en Guipuzcoa, donde les ven como idealistas y patriotas defensores de una causa política, y se queda Vizcaya en una posición intermedia. Las mujeres les consideran criminales en mayor medida que los hombres, en relación a la edad los jóvenes valoran de forma más positiva el terrorismo. Si analizamos en función del deseo de independencia, está directamente relacionada con la visión positiva del terrorismo.

Debemos tener en cuenta la importancia del factor miedo de la sociedad vasca, es la autonomía española con menos asociación y filiación debido al miedo que se ha implantado. Por ello la opinión pública no es toda la opinión, sino meramente la opinión pública aceptada, que no crea enemigos. La población vasca sucumbió bien por simpatía, bien por miedo a los chantajes de ETA, apareció una forma cruel de rechazo a los amenazados por la banda, en el momento en el que “aparecían en los papeles de la ETA”, eran condenados al destierro por parte de sus vecinos y amigos debido al miedo de que les vinculasen o que sufriese por extensión un atentado.

“Aguantar, aguantar, es el mejor camino para terminar con ETA. Mucho mejor que los policías de Rubalcaba. Aguantar la gente, y que vean la cara de la gente que no está de acuerdo.[…] Aguantar la vida de cada uno y seguir siendo lo que hemos sido y que no nos doblegue de ninguna manera a nadie. […] Ellos verán si toman valium o qué. Yo lo que creo es que hay que aguantar”.

Arzalluz

La estrategia electoral estuvo subordinada a la estrategia militar que tiene en este sentido dos direcciones: la violencia y la tregua. En lo que debemos detenernos es en la relación que puede existir entre el voto a formaciones HB y las treguas de la banda, ya que las últimas elecciones se han celebrado con un cese definitivo de la violencia. El terrorismo es más eficaz en las democracias porque la presión sobre la población se traduce en votos, y hace a los gobiernos más vulnerables a las demandas de los terroristas (Enders y Sadler 2006; Laitin & Shapiro, 2008: Nota 1:217). El gobierno debe encontrar la manera de frenar los asesinatos sobre la sociedad civil.

Debemos averiguar como afectan las estrategias electorales a los terroristas, ya que la supervivencia del grupo depende del apoyo que reciba, que pueda traducirse en militantes. Solo si erosionamos la asociación nacionalismo-independentista con terrorismo, con una redefinición de nacionalismo que negase a los terroristas su patriotismo, reduciría el apoyo social. La violencia ha atraído votos o no según los ataques hayan sido selectivos o indiscriminados. El aumento de la violencia gana votos cuando la base social lo relaciona con una demostración de fuerzas. La tregua se convoca para iniciar conversaciones con el Gobierno con el fin de alcanzar objetivos políticos. Los grupos terroristas asumen una serie de riesgos con esta opción ya que puede ceder demasiado y abandonar objetivos políticos. Al convocarse la tregua la base electoral se moviliza para recaudar apoyos y fortalecer a la banda en la mesa de negociación. Por otra parte, atrae a votantes moderados, que comparten los fines políticos pero no los medios violentos. Durante las treguas les desaparece ese sentimiento de culpabilidad al apoyar a un grupo violento.

El terror siempre será terror y seguirá presente en la vida de cada ciudadano y ciudadana de Euskadi que recuerde las manos blancas inundando las calles, los claveles y rosas sobre escaños vacíos, y los cristales rotos en las aceras. Y el miedo, el miedo se pierde, solo así podemos hablar de Democracia.

 

La patronal exportadora catalana. Cat

wpid-bda5756013cc82b020813b9dfc7e0b91.jpgCom part de la joventut precària, que saltem d’un contracte a un altre, la setmana passada vaig ser administrativa d’una subcontracta d’una agència de la Generalitat Catalana, encara que en realitat, he treballat com a teleoperadora d’una altra subcontracta d’aquesta, pel que sembla és més barat pagar-li el plus d’idioma als catalonoparlants a Madrid, que contractar a Catalunya. He fet al voltant de mil trucades a emprenedors catalans, grans empreses exportadores, institucions, cambres de comerç, col·legis professionals, patronals, fins i tot a Cònsols que passaven per allí, per comprovar la seva satisfacció amb unes jornades del juny passat. A ells els va semblar una mostra representativa, amb les dades que vaig ultimar i salvaguardat la Llei de Protecció de Dades, he arribat a una sèrie de conclusions que voldria compartir amb els meus col·legues europeistes.
Podria ser una campanya més, efímera, curta i exprimidora a la qual està sotmesa la joventut sobrequalificada madrilenya, si no fos perquè s’emeten les trucades a una parada de metro de l’estadi del Reial Madrid, perquè està totalment prohibit parlar en la llengua de Cervantes –es precisa que l’interlocutor hagi expressat de forma manifesta i per favor el seu desig de ser atès en castellà- des d’un 91, o potser perquè els torns eren de 10 hores per compensar les trucades que no s’atendrien el passat 11 de setembre.
És curiós, que enmig d’aquesta febre independentista que contagia a gran part del poble català, quan sembla que molts ja saben quins seran els festius nacionals d’aquest nou estat, la seva bandera, el seu himne i el seu President, la seva moneda –encara que perdrien l’euro per l’article 283 del Tractat de Funcionament de la Unió Europea – quants eurodiputats els toquen –encara que en el Tractat de la Unió Europea, els seus article 3 i 10.2 expressin que quedaria fora de representació i hagués d’acatar-se a l’ingrés seguint l’article 49 – i en què lliga jugaran… Quan es demana el vot a la independència amenaçant amb la volta d’Aznar… Doncs enmig de tot això que està tan clar, la patronal catalana segueix amb els seus negocis a l’estranger, tan sol un, de molts, va afegir a l’enquesta: “la propera edició hauria de comptar amb una sessió dedicada a la situació de les empreses exportadores catalanes amb el tema de la independència, perquè ho veiem com alguna cosa que passarà dins de molt temps, però jo ja ho veig aquí.”
Tan sol un empresari català entre tants, pensava que la independència li afectaria en el seu negoci particular, tan sol un creia que la independència era alguna cosa real, jurídica, material, plausible, i no una invenció política que gens té a veure amb l’economia. Decisions polítiques, sentiments nacionalistes són els que els porten a queixar-se que els cridin des d’un 91 i insisteixen en saber on estic, em comenten que no solen despenjar amb aquest prefix, i els sorprèn que els parli en català.

Les empreses enquestades exporten tant als països que confluïm sota la bandera europea com a la resta del món, hi ha una enorme varietat de països als quals exporten i multitud de productes, des d’oli a serveis immobiliaris.
Heus aquí una curiositat duanera… el tipus de l’oli, d’on treu aquest home l’oli? A veure si va a resultar que li tocarà importar-ho des de terres andaluses per exportar-ho a terres bàltiques.

Si només un és conscient d’una Catalunya fora d’Espanya, com hem de prendre’ns l’amenaça de la patronal catalana de desjocalitzar-se? Aquesta patronal que celebra en família la Diada, que parla en català i defensa la llengua, que acudeix al Palco VIP del Camp Nou i regala als seus néts la samarreta de Messi, que aplaudia la intervenció de Mas en la Sessió Plenària, veuen Tv3 i escolten Catalunya Ràdio, mentre atenen cridades del prefix de Madrid de part de la Generalitat.

En el que al context europeu es refereix, ens anem a veure amb una petita nació autàrquica… absurda. És absurd imaginar-se una Catalunya fora d’Espanya i plantada per la Unió Europea. És absurd plantejar un escenari fora dels articles 1.2 i 2 de la Constitució, i de l’article 1 i 4.1 del Tractat de la Unió Europea, és absurd tot, excepte en alguna cosa: tenim una Espanya asimètrica, amb un President egoista i un President prostrat en la Moncloa amb el qual no es pot dialogar.

Amb tan sol un empresari amb por a perdre el seu mitjà de vida, perquè a l’home li agrada vendre el que produeix aquí per allí lluny, perquè és un industrial exportador, hauríem de parar-nos a pensar en l’absurd de l’equació.

En quin moment, amb una Espanya autonòmica que no entén ningú, amb quin criteri l’any 2015 se segueix respectant el Concert basc i el Conveni navarrès i se li nega a Catalunya? Quant més el President va a forçar al Govern Español per tenir un tracte fiscal diferent al dels Camps de Castella que ja ens descrivia Machado?

Entre el Sí a tot el que vinga de Catalunya, i el No a tot el que vinga dels catalans, hi ha una gamma de grisos preciosa. Si la causa de les retallades a Catalunya és del Govern Central, i aquest culpa a Europa, la causa de la causa catalana podria ser Europa, encara que no es veuen els cartells dels peatges catalans en alemany. Ja va comentar quin és el seu model econòmic el President a Jordi Évole fa un any, per a aquest viatge no necessiten *alforjas, poden seguir sent capitalistes i promoure el austericidi dins de l’Espanya popular.

Les empreses catalanes m’han demostrat aquests dies ser tan semblades a les empreses de la resta d’Espanya com a diferents a les de l’entorn europeu. Es pugen a l’ona de l’avantguarda empresarial en aquestes fires, comenten el molt que exporten, el poquísim que inverteixen en R+D+i, el temporals que són els seus treballadors, el baixos que són els salaris, el difícil que és sortir a l’exterior per a una PIME catalana, el cars que són els conseguidors (alguns matarien per tornar a pagar tan sol el 3%) i a mig dia, no et poden atendre, perquè els empresaris estan dinant, i les empresàries fent al dinar.

Mentre alguns desitgem més Europa per solucionar la crisi econòmica i de valors que amenaça el nostre model polític, quan demanem a crits que es posi una data per a la Federació Europea i incloure a Espanya en la primera velocitat d’integració… la falta de voluntat política, la mediocritat dels representants, la falta de diàleg, les promeses, els populismes, la rebequeria, ens porta a treure en el telenotícies que Obama vol una Espanya forta i unida.

Hauríem de reflexionar, a qui li importa el que vulgui el poble català, què vol realment el poble català, què vol el conjunt del poble espanyol, què vol el conjunt de la ciutadania europea i per què, per què, mereixem aquesta classe política perquè en tan pocs anys estiguem davant unes eleccions autonòmiques en clau plebiscitaria, unes eleccions que ja hem perdut, perquè quan guanyen els nacionalismes, perdem tots.

La patronal exportadora catalana

Como parte de la juventud precaria, que saltamos de un contrato a otro, la semana pasada fui administrativa de una subcontrata de una agencia de la Generalitat Catalana, aunque en realidad, he trabajado como teleoperadora de otra subcontrata de ésta, al parecer es más barato pagarle el plus de idioma a los catalonoparlantes en Madrid, que contratar en Cataluña. He hecho alrededor de mil llamadas a emprendedores catalanes, grandes empresas exportadoras, instituciones, cámaras de comercio, colegios profesionales, patronales, incluso a Cónsules que pasaban por allí, para comprobar su satisfacción con unas jornadas del pasado junio. A ellos les pareció una muestra representativa, con los datos que ultimé y salvaguardado la Ley de Protección de Datos, he llegado a una serie de conclusiones que querría compartir con mis colegas europeístas.
Podría ser una campaña más, efímera, corta y exprimidora a la que está sometida la juventud sobrecualificada madrileña, si no fuera porque se emiten las llamadas a una parada de metro del estadio del Real Madrid, porque está totalmente prohibido hablar en la lengua de Cervantes –se precisa que el interlocutor haya expresado de forma manifiesta y por favor su deseo de ser atendido en castellano- desde un 91, o quizás, y porque los turnos eran de 10 horas para compensar las llamadas que no se atenderían el pasado 11 de septiembre.
Es curioso, que en medio de esta fiebre independentista que contagia a gran parte del pueblo catalán, cuando parece que muchos ya saben cuáles serán los festivos nacionales de este nuevo estado, su bandera, su himno y su President, su moneda –aunque perderían el euro por el artículo 283 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea – cuantos eurodiputados les tocan –aunque en el Tratado de la Unión Europea, sus artículo 3 y 10.2 expresen que quedaría fuera de representación y debiese acatarse al ingreso siguiendo el artículo 49 – y en que liga jugarán… Cuando se pide el voto a la independencia amenazando con la vuelta de Aznar… Pues en medio de todo esto que está tan claro, la patronal catalana sigue con sus negocios en el extranjero, tan solo uno, de tantos muchos, añadió a la encuesta: “la próxima edición debería contar con una sesión dedicada a la situación de las empresas exportadoras catalanas con el tema de la independencia, porque lo vemos como algo que pasará dentro de mucho tiempo, pero yo ya lo veo ahí.”
Tan solo un empresario catalán entre tantísimos, pensaba que la independencia le afectaría en su negocio particular, tan solo uno creía que la independencia era algo real, jurídico, material, plausible, y no una invención política que nada tiene que ver con la economía. Decisiones políticas, sentimientos nacionalistas son los que les llevan a quejarse de que les llamen desde un 91 e insisten en saber dónde estoy, me comentan que no suelen descolgar con ese prefijo, y les sorprende que les hable en catalán.
Las empresas encuestadas exportan tanto a los países que confluimos bajo la bandera europea como al resto del mundo, hay una enorme variedad de países a los que exportan y multitud de productos, desde aceite a servicios inmobiliarios.
He aquí una curiosidad aduanera… el tipo del aceite, ¿de dónde saca este hombre el aceite? A ver si va a resultar que le tocará importarlo desde tierras andaluzas para exportarlo a tierras bálticas.
Si sólo uno es consciente de una Cataluña fuera de España, ¿cómo debemos tomarnos la amenaza de la patronal catalana de deslocalizarse? Esa patronal que celebra en familia la Diada, que habla en catalán y defiende la lengua, que acude al Palco VIP del Camp Nou y regala a sus nietos la camiseta de Messi, que aplaudía la intervención de Mas en la Sesión Plenaria, ven TV3 y escuchan Catalunya Ràdio, mientras atienden llamadas del prefijo de Madrid de parte de la Generalitat.
En lo que al contexto europeo se refiere, nos vamos a ver con una pequeña nación autárquica… absurda. Es absurdo imaginarse una Cataluña fuera de España y plantada por la Unión Europea. Es absurdo plantear un escenario fuera de los artículos 1.2 y 2 de la Constitución, y del artículo 1 y 4.1 del Tratado de la Unión Europea, es absurdo todo, salvo en alguna cosa: tenemos una España asimétrica, con un President egoísta y un Presidente postrado en la Moncloa con el que no se puede dialogar.
Con tan solo un empresario con miedo a perder su medio de vida, porque al hombre le gusta vender lo que produce aquí por allí lejos, porque es un industrial exportador, deberíamos pararnos a pensar en lo absurdo de la ecuación.
En qué momento, con una España autonómica que no entiende nadie, ¿con qué criterio en el año 2015 se sigue respetando el Concierto vasco y el Convenio navarro y se le niega a Cataluña? ¿Cuánto más el President va a forzar al Gobierno Español para tener un trato fiscal diferente al de los Campos de Castilla que ya nos describía Machado?
Entre el Sí a todo lo que venga de Cataluña, y el No a todo lo que venga de los catalanes, hay una gama de grises preciosa. Si la causa de los recortes en Cataluña es del Gobierno Central, y éste culpa a Europa, la causa de la causa catalana podría ser Europa, aunque no se ven los carteles de los peajes catalanes en alemán. Ya comentó cuál es su modelo económico el President a Jordi Évole hace un año, para ese viaje no necesitan alforjas, pueden seguir siendo capitalistas y promover el austericidio dentro de la España popular.
Las empresas catalanas me han demostrado estos días ser tan parecidas a las empresas del resto de España como diferentes a las del entorno europeo. Se suben a la ola de la vanguardia empresarial en estas ferias, comentan lo mucho que exportan, lo poquísimo que invierten en I+D+i, lo temporales que son sus trabajadores, lo bajos que son los salarios, lo difícil que es salir al exterior para una PYME catalana, lo caros que son los conseguidos (algunos matarían por volver a pagar tan solo el 3%) y a medio día, no te pueden atender, porque los empresarios están dinant, y las empresarias fent al dinar.
Mientras algunos deseamos más Europa para solucionar la crisis económica y de valores que amenaza nuestro modelo político, cuando pedimos a gritos que se ponga una fecha para la Federación Europea e incluir a España en la primera velocidad de integración… la falta de voluntad política, la mediocridad de los representantes, de la falta de diálogo, las promesas, los populismos, la pataleta, nos lleva a sacar en el telediario que Obama quiere una España fuerte y unida.
Deberíamos reflexionar, a quién le importa lo que quiera el pueblo catalán, qué quiere realmente el pueblo catalán, qué quiere el conjunto del pueblo español, qué quiere el conjunto de la ciudadanía europea y por qué, por qué, merecemos esta clase política para que en tan pocos años estemos ante unas elecciones autonómicas en clave plebiscitaria, unas elecciones que ya hemos perdido, porque cuando ganan los nacionalismos, perdemos todos.

http://www.publicoscopia.com/tribuna-libre/item/4911-la-patronal-exportadora-catalana.html

http://www.elnuevofederalista.eu/la-patronal-exportadora-catalana

wpid-bda5756013cc82b020813b9dfc7e0b91.jpg

http://www.publicoscopia.com/tribuna-libre/item/4911-la-patronal-exportadora-catalana.html