La agenda política de los jóvenes fascistas

El pasado 8 de diciembre participé en la Escuela de Otoño de Diem25 a raíz de mi artículo en Público sobre el auge del fascismo entre los jóvenes. En esta organización política se definen como un movimiento democrático paneuropeo transfronterizo, y preocupados, como deberían estar todos los demócratas por el auge de la extrema derecha, me invitaron a relatar cómo surge y cómo vencer la posverdad y la intolerancia que culmina con la representación política en las instituciones.

Espero que disfrutéis tanto como yo en la sesión formativa, aquí os dejo el link a Youtube, y la presentación power point LA AGENDA POLÍTICA DE LOS JÓVENES FASCISTAS

Gracias por leerme, y ahora también por escucharme.

 

Anuncios

40 años de democracia no son nada

No decimos nada nuevo, ni hace falta unir a muchas cabezas pensantes, para saber que si en España se ha trivializado el término “fascista” es, en buena medida, porque no construimos la Democracia condenando a la Dictadura de Franco.

No podemos, ni queremos, juzgar de poco ambiciosos a los movimientos antifascistas de los años setenta y principios de los ochenta. O comulgaban o morían, y para muestra, los abogados laboralistas de Atocha.

A golpe de chantaje y de amenaza a “tiempos peores” hemos visto replegadas nuestras demandas de mayor cohesión social e igualdad de oportunidades. Si hoy podemos votar y elegir entre múltiples opciones del pluralismo político, es gracias al sudor, a las lágrimas, y sobre todo a la sangre de españoles y españolas, que hoy serían repudiados como izquierdistas antipatriotas por los herederos del mismo espíritu represor del 18 de julio.

 

Pues acceder al contenido completo en @El_Plural

https://www.elplural.com/politica/espana/analisis-vox-ultraderecha-democracia-aniversario-constitucion_207703102

logo-default-share

 

Jóvenes fascistas, su agenda política

En el Auditorio de Leyes de la Universidad de Guadalajara se pronunció por Salvador Allende el mejor discurso hasta ahora dirigido a la juventud. En el aniversario de su asesinato, cada once de septiembre, las redes sociales se inundan de carteles que resumen su mensaje aquel día: “Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológicaS.

e hace un llamamiento así a la generación que cuestiona las actitudes de la generación anterior, en España son los más republicanos en contraposición a una Monarquía Parlamentaria, creen en un país federal frente a un país de autonomías.D

urante casi una década, desde que comenzó a organizarse esa Juventud sin Futuro que dio paso al movimiento del 15M y más tarde se organizó políticamente en torno a los círculos de Podemos, en la Ciencia Política y en la Sociología española se argumentaba la fractura del sistema de partidos que nos caracterizaba, a favor de organizaciones situadas a la izquierda del panorama electoral, pero no de la derecha, puesto que la preocupación por la desigualdad de la sociedad española y la posición ideológica lo hacía imposible. Esta cuestión es un resumen simplista de la opinión de la expresidenta del CIS, Belén Barreiro, que indaga con muchísima más profundidad en su libro “La sociedad que seremos”. Esas cuatro Españas de las que habla Barreiro en 2017 (digital, analógica, empobrecida y acomodada) rechazan la desigualdad y la solidaridad es transversal. El 2010, el CIS registraba que el 90% de los electores de extrema derecha votaba al Partido Popular.

En esta casi última década, hemos estado muy atentos a lo que ocurría a la izquierda y hemos hecho el ejercicio de política europea comparada correspondiente para analizar porque había extrema derecha en todas partes menos aquí. Y al levantar la vista de los libros les hemos visto de frente en nuestras calles, ya no parecen tan pocos y están empezando a introducir temas en la agenda pública.

La principal diferencia entre lo que se decía de la extrema derecha antes y lo que se dice ahora radica en que el partido conservador, el Partido Popular, no atrae a esos electores, tampoco lo hace Ciudadanos ni si quiera entre los fascistas jóvenes.

Puedes seguir leyendo en Público https://blogs.publico.es/econonuestra/2018/11/28/jovenes-fascistas-su-agenda-politica/

Por la puerta del servicio

El Partido Popular siempre ha sido visto como la representación parlamentaria de la derecha más rancia de Europa, y ahora que le ha salido competencia por la derecha y por el centro, se debate entre procurarse miembros de las cruzadas y evangelizar colonias.

Se extiende en la neolengua de los salvadores, de ellos que son dueños de los valores tradicionales y del progreso (económico de libre mercado) el concepto de la igualdad, porque para ellos ya somos todos iguales, hemos tenido las mismas oportunidades, y quién no tiene más, es porque no se lo merece, porque no se ha esforzado, no tiene mérito, ni capacidad… porque no ha sabido aprovechar su tiempo, porque no apostó por la carrera universitaria correcta, la formación profesional correcta, se casó demasiado pronto o demasiado tarde, tuvo los hijos cuando la empresa la necesitaba… porque se arriesgó demasiado perdió… como si las cartas no las repartirse la banca.

Así que para ellos, vivimos en un mundo en el que el Gobierno está robando a los ricos que se han ganado cada euro de su patrimonio mediante la merecida herencia, la merecida SICAV y la merecida cuenta en Luxemburgo, para dártelo a ti, pobre miserable que no quisiste procurarte un trabajo de verdad y ahora reclamas que te suban el salario mínimo por reponer cartones de leche o recoger cebollas. Trabajar en el campo, trabajar limpiando escaleras, trabajar en las bateas… eso para ellos no es esfuerzo, es mala suerte.

El salario mínimo no es lo justo que garantiza la subsistencia de la clase trabajadora, el salario mínimo para ellos significa que te mereces eso, lo mínimo, y ya se preocupan ellos de contratos de formación, de media jornada, de economía de la miseria… para que aún te merezcas menos de lo mínimo.

Sigue con la lectura en @ElObreroDigital 

https://elobrero.es/opinion/item/19700-por-la-puerta-del-servicio.html

Captura